lunes, 3 de junio de 2013

El Rotary distinguirá al cura jesuita Juan Carlos Constable, amigo del Papa

Foto de padre jesuita Juan Carlos Constable, en San José del Boquerón, cuando concedió una entrevista a Nuevo Diario.
El Rotary  Club de Santiago del Estero entregará el premio al Servicio Distinguido al padre jesuita Juan Carlos Constable, por su trabajo a favor de los pobres de la zona de influencia de la parroquia de San José de las Petacas, de San José del Boquerón.
El padre Juan Carlos llegó a nuestra provincia en 1974, cuando el entonces obispo de Añatuya, monseñor Jorge Gottau, le solicitó a la Compañía de Jesús que se hicieran cargo de la zona Salado de dicha diócesos, con asiento en el pueblo San José del Boquerón.
En aquella zona ya habían estado los jesuitas, siete años antes que fueran expulsados de América en 1774.
El padre Juan Carlos Constable, de 83 años de edad, recuperándose de un ACV que sufrió hace dos años, durante estos casi cuarenta ha desarrollado una proficua labor evangelizadora y de desarrollo humano en un área de 3600 km2, donde viven 7000 santiagueños, olvidados por los gobiernos de turno.
Reconstruyó la parroquia de San José de las Petacas, creó otras tres parroquias más en la zona,  una veintena de capillas y logró la habilitación de numerosas escuelas estatales y dos colegios secundarios que dependen del Obispado de Añatuya.
Hoy, en varios de esos pueblitos hay agua potable, energía eléctrica y caminos, en muchos casos enripiados, que reemplazaron a las huellas de carros que le sirvieron al  padre Constable, hace cuarenta años, para llegar a la zona.
Actualmente, su única comunicación con el mundo es a través de internet, que recibe señales satelitales y que a su vez conectan a 10 computadoras del Colegio de San José del Boquerón. No funcionan  teléfonos ni celulares, y la correspondencia la deben recoger en Nueva Esperanza, a setenta kilómetros de allí, pues el correo cerró la estafeta. El encargado de la estafeta postal pasó a ser el comisionado municipal.
En su vida vocacional y espiritual, cuando a Jorge Bergoglio se le despertó la necesidad de encontrar a Dios en la Compañía de Jesús, el entonces seminarista Juan Carlos Constable fue comisionado para guiarlo. Hoy, Jorge Bergoglio es nuestro Papa Francisco. Por dos años también en aquel entonces fue confesor del hoy Sumo Pontífice.
Además, el Padre Constable es autor de varias canciones que la Iglesia Católica canta a menudo, entre la que sobresale Yo soy testigo.

Entre de la distinción

El acto de entrega del premio al  Sservicio Distinguido tendrá lugar el próximo miércoles 26 de junio a las 11,30, en el auditorium del Centro Cultural del Bicentenario.
Asimismo, el Rotary Club de Santiago del Estero, por medio de la Nunciatura Apostólica y de la embajada argentina en el Vaticano, le hizo llegar al papa Francisco una carta comunicándole la distinción que recibirá su amigo Juan Carlos.